Últimas Noticias

martes 29 septiembre 2020 | 10:53

Lucas Barrón: «Me gusta ser la mano derecha de mi papá»

Lucas llega a su casa tras una maratónica jornada. Se ha comprometido a ser embajador de la Liga contra el Cáncer y el último miércoles cumplió con su palabra. Salió a recolectar donaciones y regresó a casa con la latita llena. Así es él, de un corazón tan enorme como los desiertos que va a cruzar junto a su padre, Jacques Barrón, en el Desafío Inca de este fin de semana en Ica. Copiloto por gusto, compañero por pasión.

— ¿De dónde nace el gusto por correr?
Me gustan los coches desde pequeño. Me empezaron a gustar porque siempre veía películas, videos de las carreras y porque acompañaba a mi papá de pequeño a sus competencias.

— Ahora corres junto a él…
El año pasado corrí el Baja Inka con mi papá. Eso hizo que me gusten más los carros. Me gustó demasiado correr con él.

Jacques Barrón,el papá orgulloso, se suma a la conversación. “Cuando corrimos el Baja Inka le dije: ‘Cuando te canses, me avisas y regresamos’, pero nunca se cansó y seguimos. Al día siguiente, a las 5 de la mañana, ya estaba cambiado para seguir”.

— ¿Quieres dedicarte a esto?
Esto es mi sueño de toda la vida. Quiero correr más con mi papá, que me enseña un montón. Quiero ayudarlo, me gusta ser su mano derecha.

— Ahora van a competir en el Desafío Inca.
Estamos contentos, felices de correr en el Desafío Inca. Gracias a mi papá, que es una persona especial conmigo. Nunca he participado en mi vida y es la primera vez que voy a estar y también queremos participar en el Dakar.

— ¿Seguías a tu papá cuando corría el Dakar?
Sí, lo seguía, pero por la computadora. Veía que llegue en las noches, que termine las etapas.

JB: Él seguía y avisaba a todo el mundo. Lo malo que en esos años no había mucha comunicación, pero cuando había señal, recién hablaba con él.

— ¿Qué otros deportes practicas?
Practico natación, fútbol, básquet, wakeboarding y correr. Pero lo que más me gusta es ser copiloto.

— ¿No te da temor estar en una UTV?
Para mí es normal porque no le tengo miedo a nada. Yo hago de todo. Avanzamos, seguimos las huellas de las rutas y si hay que bajar, bajo para sacar la arena.

JB: Su aporte es bastante. Uno, es compañía, que en un Dakar es importante porque en una carrera así te encuentras con cualquier cosa. Dos, es la carrera en sí. Como nuestro objetivo no es ganar, vamos ayudando a la gente y él también está atento. Y tercero es la mano de obra. Yo tengo un problema en el hombro y él está ahí para ayudar.

Temas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MásNoticias

Últimas Noticias: