En medio del debate por la Emergencia Alimentaria, se conoció el Indice de precios que realiza Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz, en la ciudad de Rosario, el trabajo demostró que los santafesinos para no ser indigentes, para el mes de agosto fue de $ 5.401. Una familia de cuatro integrantes necesitó $16.689 para superar el nivel de indigencia.

La canasta básica alimentaria tuvo un aumento de 11,43% respecto de lo que costaba el mes anterior. Si se comparala variación del mes de agosto de 2018 (+4,44%) con la de agosto de 2019 (+9,61%), este último más que duplica al indicador del año pasado.

El acumulado en los primeros 8 meses del año para la provincia de Santa Fe ha alcanzado los 41%. La inflación acumulada en los últimos 12 meses en los supermercados de Santa Fe ha alcanzado los 75,76%. La realidad santafesina, en línea a la nacional, se vio impactada por la brutal de preciación del Peso luego de las PASO, los aumentos de precios en supermercados pasaron de un modesto desaceleramiento de junio y julio (2,52% y 1,79%), a un incremento sustancial en el mes de agosto (+9,61%). Este guarismo es el segundo más alto de toda la serie IPS Santa Fe (iniciada en mayo 2016). Solo fue superada por la variación del mes de septiembre de 2018 con un 11,48%.

A diferencia de septiembre de 2018, donde también hubo una fuerte depreciación de la moneda doméstica que desencadenó altos movimientos en los precios, esta vez tuvo la particularidad de que el Gobierno actuó imponiendo IVA 0% a13 productos comprendidos en la canasta básica alimentaria. Así y todo,la CBA tuvo un incremento incluso superior al índice general, llegando al 11,43%.