La empresa Agro-Thrive desarrolló un controlador eléctrico de malezas que permite realizar esa tarea sin necesidad de agroquímicos.

La empresa con sede en General Deheza (Córdoba) diseñó una máquina equipada con generadores y aplicadores que descarga 6.000 voltios sobre las malezas.

Las aplicaciones provocan daños sistémicos irreversibles, como ruptura de células y vasos en raíces y tallos, que aseguran la eficacia del sistema.
Funcionamiento

El desarrollo de Agro-Thrive se basa en un generador de energía, que luego es transformada y procesada por el sistema electrónico de la máquina y transmitida a los aplicadores.

La energía circula desde el polo positivo, a través de las malezas y la tierra, hacia el polo negativo.

Los aplicadores son los que entran en contacto con las malezas y tienen movilidad individual para copiar el relieve del terreno.
Antecedentes

El control eléctrico de malezas o el herbicida digital, como también se lo denomina, fue desarrollado por la compañía Zasso.

Esta tecnología se originó hace ocho años en Brasil, donde Zasso tiene una filial, y desde entonces la empresa viene trabajando en su sede de Alemania.

Con esta empresa, Agro-Thrive concretó un acuerdo para incorporar los principios del sistema y diseñar una máquina propia.

En el ámbito internacional, Zasso mantiene una alianza estratégica con CHN Industrial para controlar eléctricamente las malezas mediante la plataforma XPower.